Maricarmen Alva: “Invoco a la unidad y a deponer los intereses particulares”

En recuerdo de los próceres de la independencia que soñaron una Nación libre, “sean mis primeras palabras invocar a la unidad y deponer los intereses particulares”, sostuvo María del Carmen Alva Prieto en el inicio de su discurso con el que asumió la presidencia del periodo anual de sesiones 2021-2022 del Congreso de la República.

“El pueblo reclama que estemos a la altura de este tiempo, y todos tenemos que contribuir con este propósito”, señaló. Por ello, enfatizó, “el Congreso garantizará el equilibrio de poderes que requiere el país”.

“Desde los orígenes de la República, hemos aprendido que la democracia se construye en órganos diferenciados que tienen competencias propias”, arguyó. “Expreso nuestra disposición para trabajar junto al Gobierno, dentro del marco de un diálogo respetuoso, para que juntos enfrentemos los retos presentes y futuros de nuestro país. Terminemos con el conflicto de poderes”.

En otro momento afirmó que la fragmentación del Congreso, en alusión a las nueve bancadas que comprenden el actual Parlamento, “es resultado de la voluntad y mandato popular, y nos obliga a rescatar uno de los principios básicos de la democracia: el respeto a todas las minorías”.

Alva Prieto también recordó que ninguno de los legisladores elegidos representa a una bancada mayoritaria, “pero representamos la fe que el pueblo peruano depositó en nosotros”, puesto que él ha situado su fe “en un futuro y en la construcción de un Perú justo y con progreso. Vamos a hacer que las cosas sucedan, y convertir esta esperanza en una realidad”.

En una muestra de desprendimiento agradeció a quienes votaron por su lista y por quienes no lo hicieron, y en función de ello indicó que “estamos llamados a que todos los grupos representados en el Poder Legislativo nos juntemos con el objetivo de devolver la majestad y el prestigio a esta institución fundamental de la República”.

La nueva titular del Poder Legislativo subrayó la importancia y trascendencia al conmemorarse el bicentenario de nuestra independencia y de lo simbólico que es el hecho de que una mujer presida esta Mesa Directiva; “pero este simbolismo tiene mayor valor, porque somos tres mujeres quienes tenemos ahora el alto honor de servir a nuestra patria desde este honorable lugar”.

Aludió al fundador del partido Acción Popular, Fernando Belaunde Terry, quien propuso “el Perú como doctrina, el respeto a las libertades y el equilibrio de poderes en el Estado. Trabajó de la mano del Congreso y jamás cayó en la tentación de cerrarlo”. “Bajo esa misma perspectiva”, expresó, “en este momento difícil que vive el país, los invoco a la unidad por el fortalecimiento del sistema democrático”.

Aseveró que la Presidencia del Congreso estará abierta “para todos los congresistas y para todos los peruanos, porque cada uno de nosotros fue elegido por el pueblo y representa a la Nación”, ya que “el fin supremo de la política es servir al pueblo. Y al pueblo nos debemos. Por ello, buscaremos y encontraremos los consensos necesarios por el bien de nuestro país”.

María del Carmen Alva anunció además que hoy se inicia una dinámica de trabajo distinta desde el Parlamento. “Propondremos, desde la Mesa Directiva, que las comisiones también desarrollen su labor en las regiones, para resolver los problemas de nuestra población”.

“Son tiempos nuevos que asumimos con el mayor optimismo”, manifestó Alva Prieto. Y finalizó su discurso con la frase histórica de Miguel Grau a propósito del golpe de Estado de los hermanos Gutiérrez: “No reconozco otro caudillo que la Constitución, enarbolando el estandarte de la Ley”.

“Con esta histórica frase defino mi actuar en el Congreso de la República”, concluyó María del Carmen Alva Prieto.

Comparte esta noticia
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Maricarmen Alva Prieto
Maricarmen Alva Prieto

Tengo un profundo compromiso con el Perú. He dedicado mi vida al servicio público durante 20 años: en la ONP, el Ministerio de Trabajo y el Congreso.